viernes, 21 de julio de 2017

“¿Y qué vais a hacer ahora con el perro?”

“¿Y qué vais a hacer ahora con el perro?”

Esta es la típica pregunta que te hacen cuando le comentas a alguien que te has quedado embarazada y evidentemente tienes mascotas. Podéis sustituir lo del perro, por gato, pájaro, hurón…. Es la pregunta que más me saca de quicio, porque por desgracia, junto con las vacaciones, es la mayor causa de abandono.

Tengo la suerte de que esa pregunta solo me la han formulado una vez, y claro mi contestación y mi mirada lo dijo todo. Las personas que me conocen saben lo que siento por mi perro. Es pura adoración. Es parte de mi familia, uno más. Así que si me preguntan qué voy a hacer con él, la verdad es que no me va a salir una respuesta agradable.



La convivencia entre niños y mascotas es maravillosa y muy productiva tanto a nivela anímico, a nivel de responsabilidad y madurez en los niños, y en cuanto a la salud se refiere. Evidentemente tenemos que tener el perro/gato/hurón… en unas buenas condiciones tanto higiénicas como de salud. DEBEN y esto es muy importante, ESTAR DESPARASITADOS tanto por dentro como por fuera. Una de las cosas que más se les pasa a los niños son las lombrices, y siempre hay que evitar la presencia de pulgas y garrapatas. Pocas enfermedades se transmiten del perro al niño, muy pocas, y basta con tener al “peludo” bien cuidado.

Existen varios estudios donde se indica que los niños que conviven con perros son más saludables, tienen menos enfermedades respiratorias, infecciones y desarrollan menos alergias. Curiosamente parece que el contacto con el gato no tiene un impacto tan grande en la disminución de esas enfermedades respiratorias, pero sí en disminuir el riesgo de desarrollar alergias.

Mi casa está limpia, o todo lo limpia que puede estar teniendo a un bebé de 19 meses y un labrador de 35 kilos. Juguetes y pelos hay por doquier. Todos los días paso la Roomba (objeto que en casa que tenemos en un altar, viva la roomba!!), pero es normal tener pelos en la ropa, en las manos, y como no te des cuenta, en la boca. Nilo está desparasitado, y más o menos limpio. Tampoco hace falta que lo estés lavando cada semana porque eso es contraproducente para el pobre animal. Se queda sin piel a la mínima de cambio. Basta con hacer lo mismo que con el bebé. Toallitas de bebé al canto y limpio y reluciente. Cuidado que hay animales que son alérgicos a las toallitas. Debemos hacer como nosotros, probadlo en una parte del cuerpo del animal, y si no tiene ninguna reacción, seguid usándola como higiene diaria.
A Nilo no le gusta el olor de las toallitas, pero… ¿Qué se le va a hacer? Jajajja. Solo las usamos cuando viene del parque hasta arriba de barro, el resto del tiempo confiamos en ambos sistemas inmunes, tanto el suyo como el de Nuria.


¿Os acordáis cuando dije que es necesario que el animal tenga una educación básica? ¿Que sepa obedecer las órdenes básicas? Pues una de ellas podría ser el reconocer cual es su juguete y cual del de la niña. Nilo no juega con nada de Nuria. Se acerca a olerlo, intenta cogerlo, pero basta con decirle: eso no es tuyo es de Nuria, cesa en el intento. Claro que no puedo decir lo mismo de Nuria. Le dices que ese juguete es de Nilo y le da igual, lo quiere… Así que tenemos que tener más cuidado con Nuria que con Nilo. Tengo un perro que vale un potosí.

En fin… resumiendo: Por favor, en la convivencia de niños y perros, basta con tener al animal cuidado. No cambiéis vuestras rutinas, no os deshagáis de vuestras mascotas. No los abandonéis. Ellos solo os tienen a vosotros, sois su mundo, no tienen nada más. Os adora.

5 comentarios:

  1. Hola! Creo que si alguna vez me quedo embarazada y alguien me pregunta que voy a hacer con mi perra le tiraré algo a la cabeza y tengo puntería, jejeje. Me molesta esa clase de preguntas, al igual que como dices, en las vacaciones que siempre está el típico que te suelta "pues a ver que haces con el animal en vacaciones" pero bueno me freno que esas cosas me ponen de muy mal humor, jejeje. Como bien dices, si tienes al perro educado, limpio y demás, pueden convivir perfectamente, a la vista está con las imágenes que nos muestras.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tienen muy poca vista. Y la verdad es que la convivencia es algo maravillosa y divertida.
      besos

      Eliminar
  2. que bueno que estén los dos juntos, yo pasé mi infancia con perros y guardo recuerdos preciosos, no se como debe ser criarse sin tener al lado alguna mascota! yo creo que ahora los padres están un poco neuróticos con la higiene! si antes no había ni un cuarto de las comodidades que tenemos ahora y la gente vivía estupendamente ;) yo tampoco tengo pensado dejar a mis cuatro hijos de cuatro patas si me quedara embarazada, somos todos una familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes cuatro perros? Genial!!! Envidia te tengo. Yo con un peludo y una niña me planto, jajajjaja. Bueno, también tengo un plumoso, es decir un Agapornis o Inseparables (lorito). Así que estamos bien servidos.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Hola! Me parece una pregunta fuera de lugar, no sé si es que aún no queda claro que cuando tienes una mascota ya sea perro, gato... es como uno más de la familia, ¿cómo vas a deshacerte de él por tener un bebé? ¿Alguien se desharía de un miembro de la familia por la llegada de otro? Además crecer con un perrito en casa es positivísimo para el niño :). Por cierto, qué bien que Nilo no juegue con nada de Nuria y sea tan obediente!! Habéis hecho buen trabajo :)
    Un besito, bonita

    ResponderEliminar