viernes, 28 de julio de 2017

El lunes que viene, último día de guarde.

Hoy vengo a hablaros de las guarderías. No, no voy a entrar (hoy) de si cuestan muchos, de si son necesarias, de cuáles son los puntos que deberían tener para escoger una… no, eso lo dejo para otra ocasión.. (Me parezco cada vez más a La Historia Interminable y Michael Ende: Esta es otra historia y tendrá que ser contada en otra ocasión… aún estoy esperando…).



Cuando escuchaba hablar a las madres de toda esa lucha sobre los deberes a los niños, suponía que tardaría en llegarme el momento. Que siendo tan pequeñita, mi niña no tendría deberes. Y así es… ella no los tiene. Nosotros…es otro cantar. Jajajajaja.  La primera semana de llevar a mi peque a la guarde con 9 meses, recibimos un papel muy mono. En ella estaba dibujada las carabelas de Cristobal Colon. “Nuria” tenía que dibujarla y poner cuales eran los alimentos básicos que vinieron de las Americas. Ejem... claro: Nuria, dibuja una patata, por favor. Jajajaja. Aquello nos dejó ojipláticos. Pero claro, a lo largo del año, la cosa se fue complicando.


Hemos tenido de todo: Dibujos, disfraces, fiestas, manualidades varias… Tengo que confesar que personalmente me encanta. Además, desde que estoy en paro, pues oye, se hace con ganas y lo pasamos genial. Pero durante los 10 meses que estuve conciliando, fue duro. Por las noches nos poníamos a dibujar, o a construir el disfraz, porque… no es obligatorio, pero... ¿Cómo dejar a tu peque sin disfraz si los demás lo llevan? Además, te piden que sea casero para que no haya niños con disfraces churros y otros monísimos de la muerte. Pero.. ¿Y si no hay tiempo?


En fin, yo estoy muy contenta con la guardería que escogimos. Mi niña es feliz, adora a su seño y yo también. Pero es verdad que algunas cosas ya son para nota. La semana pasada tocó disfraz de Hawaiana, esta semana de egipcia. Menos mal que en agosto Nuria coge las vacaciones porque miedo me da cual sería el siguiente, jajajajaja. Eso sí, no se nos dan mal las manualidades. Aunque Nuria ha heredado la vergüenza ajena que tiene la madre y no le gusta hacer el tonto. Jajajjaa. Y eso que solo tiene 19 meses. Uffs. 

1 comentario:

  1. Hola!! el disfraz muy chulo y se ve que se lo pasa genial en la guardería que, al fin y al cabo, es lo importante. Besos!!

    ResponderEliminar